Siria y Venezuela son los países con más desplazados

Sito web | Link

GINEBRA – El número de personas desplazadas por diferentes crisis en el mundo aumentó de 79,5 a 82,4 millones entre 2019 y 2020, con Siria y Venezuela como los países que encabezan ese éxodo global, de acuerdo con el más reciente informe de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

“Detrás de cada número hay una persona obligada a dejar su hogar y una historia de desplazamiento, desarraigo y sufrimiento. Merecen nuestra atención y apoyo, no solo mediante la ayuda humanitaria, sino también con la búsqueda de soluciones a su difícil situación”, dijo el máximo responsable de Acnur, Filippo Grandi.

A finales de 2020 Acnur contabilizó 20,7 millones de refugiados bajo su mandato, otros 5,7 millones de refugiados palestinos, 48 millones de desplazados dentro de sus países, y más de cuatro millones de solicitantes de asilo, según el informe que divulgó con motivo del Día Mundial de los Refugiados, el 20 de junio.

Siria encabeza la tabla del desplazamiento porque en más de una década de conflicto se han desplazado 13,5 millones de personas, más de la mitad de su población, de las cuales 6, 8 millones en el extranjero y 6,7 millones como desplazados internos.

Le sigue Venezuela, que ha experimentado una crisis económica, social y política, con 4,9 millones de personas bajo el interés de Acnur, de las cuales 3,9 millones desplazados en el extranjero, 900 000 solicitantes de asilo en diversos países y el resto considerados refugiados.

“Detrás de cada número hay una persona obligada a dejar su hogar y una historia de desplazamiento, desarraigo y sufrimiento. Merecen nuestra atención y apoyo, no solo mediante la ayuda humanitaria, sino también con la búsqueda de soluciones a su difícil situación”: Filippo Grandi.

Otros países generadores de grandes desplazamientos internacionales al cierre de 2020 eran Afganistán (2,8 millones), Sudán del Sur (2,2 millones), Myanmar (1,1 millones) y la República Democrática del Congo, Somalia y Sudán con unos 800 000 desplazados cada uno.

En América Latina otro foco de preocupación está en América Central, pues durante la última década se han multiplicado casi por 50 los desplazamientos desde El Salvador, Guatemala y Honduras, aumentando de 18 400 personas a finales de 2011 a unas 867 800 al término de 2020.

Bajo el paraguas de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA en inglés) hay 5,7 millones de personas (5,6 millones en 2019).

Los países que acogen la mayor cantidad de desplazados son Turquía (cuatro millones, de los cuales 92 por ciento son sirios), Colombia, que acogió a 1,7 millones de venezolanos, Alemania (1,4 millones, 44 por ciento sirios), Pakistán y Uganda con 1,2 millones cada uno, Estados Unidos (1,1) y Perú, con un millón.

El informe divulgado desde esta ciudad suiza sostiene que, en todo el mundo, el grupo poblacional más vulnerable es el de niños y niñas menores de 18 años, 42 por ciento de todas las víctimas de desplazamiento forzoso, y calcula que entre 2018 y 2020 un millón de bebés nacieron como refugiados.

Unos 3,2 millones de desplazados internos y 251 000 refugiados volvieron a sus hogares a lo largo de 2020, cifras inferiores a las de 2019.

Además, 33 800 refugiados recibieron la nacionalidad en sus países de asilo, mientras que solo fueron reasentados 34 400, el registro más bajo en 20 años, “posiblemente a consecuencia de la pandemia y el reducido número de plazas de reubicación disponibles”, según el reporte.

Un aspecto que se destaca es que las crisis alimentarias –con gran incidencia sobre refugiados y desplazados- se agravaron en 2020, a medida que los conflictos prolongados, las condiciones meteorológicas extremas y la covid-19 exacerbaron las condiciones preexistentes.

El informe consideró “destellos de esperanza” gestos expresados al comienzo de 2021, como el anuncio de Estados Unidos de que reasentará a más personas refugiadas, 62 500 en 2021 y 125 000 en 2022, y la decisión de Colombia de conceder el estatuto temporal de protección a más de un millón de venezolanos.

A-E/HM